10 minutos con… Artez

Urvanity_crew Urvanity_crew / 7 mayo, 2020

Los primeros diez años de su carrera como artista los pasó haciendo letras y graffiti en su ciudad natal y no fue hasta hace unos años cuando Artez, o Andrej Zikic (Belgrado, 1988) comenzó a introducir en su trabajo figuras femeninas y otros elementos figurativos, principalmente delicadas imágenes de mujeres rodeadas de plantas realizando actividades cotidianas. A día de hoy, Artez encabeza la generación de artistas serbios y su perseverancia y empuje le han llevado a pintar paredes de gran formato por todo el planeta, desde Argentina a La India, pasando por Bielorrusia, Italia o Suecia. A pesar de su vértigo, le encontrarás colgando de los tejados más altos de su ciudad con todo su equipo de escalada para pintar esos característicos muros, mezcla entre realismo e ilustración. ¿Su siguiente gran sueño? Cumplir los 35 inaugurando una gran exposición individual. Hablamos con el a modo de breve cuestionario para conocerle más de cerca.

Tu primer recuerdo pintando… Me lleva a recuerdos con mi padre, solíamos pintar juntos con el con lápices de colores cuando era un niño. Todavía guardo esos dibujos de leones o personajes de Space Jam. También me divertía dibujar a mi hermana con sus ‘novios’ ¡y les ponía cuernos de demonios!

Lo último que pintaste en la calle… Acabo de terminar un muro gigante para un nuevo hotel en Belgrado, mi ciudad. Tiene como 300 metros cuadrados de superficie. He tenido mucha suerte que he podido seguir trabajando incluso durante este periodo de cuarentena.

Pintar en la calle o el trabajo de estudio… Cien veces más el trabajo en la calle. Estar fuera y pintar muros de gran escala al aire libre es muchísimo más interesante que pintar un lienzo.

¿Tu color? Más que un color tengo paletas de colores. Mi favorita es la de azul claro y marrón.

Una rutina diaria… Cuando estoy trabajando en algún proyecto por lo general es levantarme, comer, pintar, comer y dormir. Cuando estoy más relajado me levanto, como, pinto en el estudio, como y duermo jaja. Tengo pocas oportunidades de levantarme sin alarma.

¿Con quién te gustaría hacer una colaboración? Con Sebas Velasco.

 Un artista al que admires… Aryz. ¡En España tenéis tantos grandes artistas!

Un artista menos conocido con buena proyección… No la conozco personalmente pero me encanta el trabajo que está haciendo la croata Alba Miočev.

El trabajo con el que más has disfrutado… El muro “Above the clouds” que pinté en Belgrado colgado de mi equipo de escalada desde uno de los rascacielos más altos de la ciudad. Me llevó alrededor un mes terminarlo y fue una experiencia increíble.

¿Y con el que más orgulloso te sientes? El muro que hice con vosotros el año pasado durante la feria de Urvanity en la calle Fuencarral en Madrid. Aunque “Above the clouds” es uno de mis favoritos también, el muro de Madrid tiene vida propia y día tras día la gente lo sigue colgando en las redes y etiquetándome. Estoy muy contento con él.

Una experiencia que no se te va a olvidar… Cuando estuve trabajando en la isla de La Palma, en las Canarias la plataforma que me dieron para un muro de 20 metros no tenía motor con lo cual tuve que estar con cuerdas subiendo y bajando. ¡Fue agotador y no se me va a olvidar nunca! También la primera vez que trabajé en La India, casi me da algo cuando veo que los andamios eran de bambú.

Un momento que marcara tu carrera? Cuando decidí cambiar de los botes de spray a las brochas y rodillos. Mi estilo y mi percepción del color cambió por completo.

¿Tu mentor? Aprendí yo solo.

Tu trabajo en tres palabras… Una mezcla de realismo e ilustración.

¿Y tu personalidad? ¡Siempre sonriendo!

Una ciudad para pintar… Me gustaría pintar en el polo norte bajo condiciones extremas, ¡me gustan los retos!

Un lugar especial para ti… El Caffe Bre en Belgrado. Ahí pinte y siempre me reciben muy bien. Es una casa con un jardín trasero, pinturas y antigüedades.

¿Qué no soportas? La piel de pollo hervida.

¿Animales o personas? Diría que animales.

Un animal… Los perros ¡por supuesto!

El último libro que has leído… “La Enciclopedia de los muertos” de Danilo Kis, me lo terminé en un día.

La última película que has visto… “The Gentlemen” de Guy Ritchie.

Una serie… Estoy viendo muchas pero mi favorita desde siempre es “Breaking Bad”.

¿Qué música te inspira? Últimamente estoy escuchando mucha radio, sobre todo Nice Cream FM que sobre todo pone música chill out, ambiente… Me gustan las cosas suaves.

¿Bailas? ¡No! Y me encantaría pero es que no se articular mis movimientos, parezco una elefante en una cacharrería. He pensando tantas veces en apuntarme a clases… Me da mucha envidia ver a la gente bailar y no poder.

Un museo o espacio de arte… Estuve en el Museo Nacional de Arte de Misnk y me voló la cabeza. Todos estos artistas bielorrusos, polacos… con un trabajo tan diferente al que se está acostumbrado en occidente.

Un muro… Más que un muro voy a decir los interiores de Borondo, sus iglesias…

Un bar donde encontrarte… Telma Bar, en Belgrado por supuesto.

Una comida… La comida india. Un ‘butter chicken’ y naan.

¿Cuales son tus miedos? ¡Todavía me dan miedo las alturas! Pero lo estoy superando poco a poco… También me asusta siempre la idea de que le pase algo a mi cuerpo y no pueda seguir pintando.

¿Alguna manía u obsesión? Soy un auténtico ‘workaholic’.

¿Solo o acompañado? Soy algo así como un ‘extrovertido introvertido’. Disfruto mucho del tiempo que me dedico a mi mismo, son momentos de paz de los que saco la energía y la creatividad para trabajar. Pero al mismo tiempo soy algo dependiente de la gente.

¿En qué pierdes el tiempo? Mi manera favorita de perder el tiempo es con videojuegos. Pero estoy consiguiendo limitarme los tiempos, la última vez que jugué a Minecraft conseguí cortar a los 20 minutos… ¡casi ni me enteré!

Una meta… Suelo trabajar con metas a diferentes plazos. Ahora mi meta de aquí a cinco años es trabajar por conseguir inaugurar una gran exposición mía el año que cumpla los 35. Para eso el primer paso es montarme un estudio con gente que pueda ayudarme, no lo puedo hacer solo.

¿En qué estás trabajando ahora? Realmente en aprender a descansar y no trabajar todo el tiempo. En los últimos dos años no he tenido ni un día libre, es agotador.

Tu futuro ideal… Poder centrarme en pintar aquello que realmente me gusta y no tantas comisiones. Tener tiempo libre para mi.

 Un mantra… “Nada llega sin esfuerzo”.

COMPARTIR