Tour de Arte Urbano en Madrid (Parte II)

Urvanity_crew Urvanity_crew / 11 mayo, 2020
Ruta 2: Eje Embajadores – Lavapiés

Distancia: 2 km
Tiempo de recorrido: 1 hora aprox.

Tras el primer paseo descubriendo algunas de las piezas de gran formato de arte urbano en el área que rodea la calle de Fuencarral y el barrio de Chamberí (haz click aquí para ver la ruta), nos desplazamos hasta el distrito Centro para descubrir el trabajo de seis artistas en esta segunda ruta de Street Art en la capital.

Nos introducimos en el corazón del histórico barrio de Lavapiés para descubrirlo a través de su arte. Un barrio con una fuerte comunidad, muy unida y que respira sabor a mundo por cada uno de sus poros. Restaurantes y tiendas de alimentación indias, senegaleses y marroquíes se entremezclan con bares castizos de toda la vida y una ola de cafeterías, panaderías y restaurantes a la última atiborrados de gente joven han llegado al barrio para quedarse. Barberías latinas, tiendas para amantes de las bicicletas, supermercados orgánicos, parques públicos, centros culturales, museos y galerías de arte, pero sobre todo: vida en la calle. Aprovechamos el paseo artístico y la cercanía de varios mercados locales para hacer una pequeña pausa en el camino y reponer fuerzas con una cerveza o dos.

 

Primera parada: “Lavapiés” por Ben Eine, 2017. Parque Casino de la Reina

Arrancamos el recorrido de esta segunda ruta de Street Art en la glorieta de Embajadores, junto a la Tabacalera de Madrid, hoy convertido en un centro de arte contemporáneo que alberga exposiciones al tiempo que un espacio social autogestionado, un buen sitio para ver piezas de los escritores de graffiti de la capital y las intervenciones de una decena de artistas nacionales e internacionales en el muro que rodea la antigua fábrica. En el parque Casino de la Reina, justo en frente, se encuentra el primer muro de la ruta del inglés Ben Flynn más conocido como Ben Eine (Londres, 1970). Este londinense reconocido a nivel internacional por su característica técnica de caligraffiti, pasó de bombardear su Londres natal de graffitis a llenar las calles de Los Ángeles, México, Miami, Paris, Tokio o Dublín con sus alfabetos tipográficos y ser considerado uno de los artistas más importantes de Inglaterra. Este muro dedicado al barrio de Lavapiés que lo alberga es de las pocas piezas que se pueden ver en España del artista.

 

Segunda parada: “Totem Cubism”, por Pro176, 2019. Callejón de Tribulete.

De camino al segundo muro nos encontramos de frente con el Mercado de San Fernando, parada obligatoria para el aperitivo en fin de semana. En este mercado de barrio con un toque multicultural encontrarás puestos de comida mexicana, portuguesa, japonesa, griega y otros tradicionales españoles. En el callejón que da a la parte trasera del mercado, sobre la calle Tribulete, se encuentra la pared del francés Pro176 (París, 1976), con un marcado estilo pop surrealista, lleno de formas y colores trasladados directamente del mundo del cómic de Kirby y con influencias cubistas. Una obra que desfragmenta la realidad y la recompone dando un nuevo significado al lugar rehabilitando el callejón donde se encontraba. El artista defiende una nueva forma de graffiti, imbuida por Marvel imbuido de estrellas infinitas y galaxias pobladas por superhéroes o supervillanos.

 

Tercera parada: “Runaway” por D*Face, 2020. Calle Embajadores 21.

Subiendo la calle Embajadores en dirección hacia el Rastro de Madrid, nos encontraremos a medio camino con el impresionante muro del artista británico D*Face (Londres, 1978), el primero en Madrid y el segundo en España tras su colaboración con Shepard Fairey en Málaga. Con una trayectoria similar a la de Ben Eine, el artista pasó su adolescencia bombardeando en este caso con ‘paste-ups’ de su reconocible D*Dog su ciudad natal y otras ciudades europeas, en especial Barcelona. El muro, sacado de uno de sus lienzos hace un juego de palabras con su nombre, «la pintura de uno de los personajes que está chorreando, está desapareciendo. Huyendo de sus problemas o de una relación y supone un juego entre el diseño artístico y la situación o el sentimiento», dice el artista.

 

Cuarta parada: “Still Life Lavapiés”, por Nicolás Romero aka Ever, 2020. Calle Embajadores 19.

Justo en la medianera de enfrente se encuentra el muro del artista argentino Ever (Buenos Aires, 1985). «Siempre trato de investigar el lugar antes de ir y si tengo la posibilidad y trabajar con las cosas que están alrededor de esa pared. Cuando llegué a Madrid y empecé a hacer ese mural toda esa información que había pedido sobre el barrio donde iba a intervenir estaba efectivamente allí. Las diferentes comunidades de distintas nacionalidades, el olor a curry, las barberías…  De esta situación de comunidad me vino a la cabeza el cuadro de Matisse de los danzantes, personas bailando en el mismo lugar y agarrados de la mano. Luego trabajé con otros elementos que podían referirse al Rastro. Lo de los gatos y los madrileños es verdad que fue casualidad», dice el artista Nicolás Romero sobre el mural que representa la unión entre elementos clásicos y su unión a nuevos paradigmas de la sociedad actual.

 

Quinta parada: Franck Noto aka Zest 2020. Calle Lavapiés 40.

Nos adentramos por las calles del corazón de Lavapiés para llegar hasta el quinto muro de este recorrido. Cuando el olor a curry de los restaurantes indios de la zona empieza a sentirse es cuando sabemos que hemos llegado. El artista francés Zest (Montpellier, 1980), es uno de los máximos exponentes de la coherencia en la armonía entre el color y el entorno en el que se encuentra y combina las diferentes energías que encuentra en el graffiti y las hace resurgir en sus muros a través de formas básicas y los colores primarios que utiliza. «Los colores más llamativos simbolizan ese aspecto del arte urbano que hace captar la atención del paseante hace esa pieza, incluso antes de poder llegar a emitir una opinión positiva o negativa sobre ello. La superposición de las formas refleja una acumulación de energía y movimientos», dice el artista. Sus muros se pueden ver en Toulouse, Montpellier, Buenos Aires, Las Vegas o Zaragoza.

 

Sexta parada: “The Rhyme of Things” por Marat Morik, 2019. Calle Santa Isabel 18.

A tan solo 3 minutos a pie, se encuentra el último muro de nuestro recorrido por el barrio de Lavapiés y Embajadores. Frente al Mercado de Antón Martín, este muro realizado por el artista ruso Marat Morik (Novosibirsk, 1982) es un homenaje a la poetisa también rusa Anna Akhmatova y a la representación de su mundo que logra con la combinación de formas geométricas, colores y texturas superpuestas. Este artista, ilustrador y diseñador gráfico comenzó a desarrollar su pasión por el graffiti gracias a su trabajo de ‘lettering’ y en sus últimos trabajos le ha dado importancia a los patrones y técnicas de mezcla de pintura en diferentes superficies y comprende tanto técnicas de arte figurativo como de abstracto, mezcladas con realismo y expresionismo. Y aprovechando la cercanía no hay mejor manera de cerrar el recorrido que con una visita al mercado de Antón Martín: tendrás que escoger entre más de 20 puestos que, de la misma manera que el de San Fernando y haciendo honor al barrio donde se ubica, hacen un recorrido gastronómico por países como Vietnam, México, Italia, Japón o Venezuela.

 

 

COMPARTIR

Comments (1)

Comments are closed.