Studio Visit: Add Fuel

Urvanity_crew Urvanity_crew / 15 junio, 2020

En nuestra cuarta sesión de Urvanity Meets conectamos con el artista e ilustrador portugués Diogo Machado, más conocido como Add Fuel (Cascais, 1980), para visitar su estudio ubicado en Cascais.

Tras titularse en diseño gráfico y trabajar varios años en estudios de diseño entre Alemania y Portugal, en 2007 Add Fuel decidió dedicarse de lleno a su trabajo artístico. Comenzó reinterpretando y llevando a su terreno el lenguaje del tradicional azulejo azul y blanco portugués, combinando elementos decorativos clásicos con referencias de su imaginario visual contemporáneo. A través de su trabajo con patrones y elementos simétricos, que elaboraba sobre los azulejos, comenzó a llevar estos trabajos a otro terreno, pintando estos patrones con stencil y spray sobre muros o haciendo serigrafías y ediciones limitadas de toys y prendas con el estampado.

Nos colamos en su estudio, hasta arriba de cajas listas para salir rumbo a su próxima exposición prevista en Los Ángeles en octubre (a falta de confirmación) para charlar con él sobre futuros proyectos, su proceso creativo y método de trabajo a través de su iPad y la evolución en la que está trabajando hacia piezas volumétricas. Puedes ver la charla completa haciendo click aquí o pincha aquí para ver el resto de sesiones de #UrvanityMeets.

 

«Mi estudio es un espacio pequeñito y lo tengo hasta arriba de cosas, pero de aquí es de donde sale todo. En estos días tengo muchas cosas más aquí acumuladas esperando ser enviadas. Tenía una exposición programada para el 25 de abril en la galería Subliminal Projects en Los Ángeles que, por supuesto, debido a esta situación, se ha pospuesto. Iba a ser mi debut individual en Estados Unidos. Probablemente en unos pocos meses se anunciará nueva fecha, con suerte para octubre, y si no, tendrá que reprogramarse para el próximo año. Aún así estoy tranquilo por que se que antes o después va a salir. Va a ser una expo bastante grande, la última vez que me puse a contar me salieron entre  40 y 50 obras nuevas que he pasado desarrollando durante los últimos tres meses y medio ».

 

«Tengo algunas piezas en curso por aquí. Esta (foto de la izquierda) es una pieza de 1×1 metro en la que estoy trabajando ahora, todavía está en una fase muy temprana, las baldosas ni siquiera están pegadas a la base de madera. Si miras bien de cerca, puedes ver las líneas dibujadas que darán el movimiento a la pieza y será dónde cortaré el azulejo después. Cuando trabajo en murales, normalmente no uso azulejos, pinto con plantillas [y latas de spray], por lo que el efecto es diferente pero siguen compartiendo el mismo lenguaje visual que busco para crear este efecto de superposición de capas. En realidad, ambas líneas de trabajo se conectan muy bien entre sí. En mis inicios no comencé pintando paredes, en realidad comencé colocando pequeños azulejos por las calles, al estilo de Space Invader, y fue más tarde cuando empecé a pintar. Fue un proceso a la inversa. En realidad nunca tuve la intención de ser un maestro de los azulejos, pero fue ocurriendo. Comencé a jugar, probando las diferentes posibilidades que me ofrecía esta herencia cerámica tan arraigada que tenemos en Portugal y fue saliendo de manera muy natural esta experimentación con diferentes técnicas. Realmente todo esto surge de mi pasión por los patrones, las simetrías, la búsqueda de composiciones equilibradas… Si miras mis azulejos existen dos lecturas posibles: si te acercas ves al detalle estos pequeños personajes con ojitos, criaturas animales… pero una vez que alejas la imagen puedes percibirlo como un patrón más tradicional».

 

«También estoy muy interesado en los personajes en 3D, ¡soy como un niño grande! Estas tres figuras (a la derecha en la foto) son toys de vinilo que hice con Superplastic!, una marca estadounidense con la que he colaborado. Tengo la pieza pequeña y la versión independiente de la misma. El vinilo tiene este efecto brillante que lo hace parecer de cerámica. Ahora mismo estoy muy interesado en transferir mi trabajo de las dos dimensiones al 3D. Trabajar con la superposición de capas me ha ayudado a crear este efecto, pero no llega a ser volumétrico. Cuando la gente viene a mis exposiciones por supuesto esperan una exhibición de azulejos azules y blancos, así que el año pasado en la galería parisina Itinerrance traté de introducir nuevos materiales y formatos como las esculturas blancas (a la izquierda en la foto) y algunas piezas con utilizando una nueva técnica trabajando con acero. Eran como plantillas stencil hechas de acero. Me resultó muy interesante trabajar con un material diferente que no fuera cerámica y es lo que he preparado también en mi próximo show en Los Ángeles, habrá una evolución de estas piezas metálicas».

 

«Todo lo que sé sobre cerámica, que en realidad no es tanto porque es un mundo muy extenso, lo he aprendido de manera autodidacta a través de prueba y error. Compré el horno para cerámica (kiln) y al principio no tenía idea de cómo trabajar con él, así que simplemente experimenté, busqué información online… No es un horno muy grande, pero por ahora es suficiente. Es un poco difícil encontrar información sobre cómo pintar azulejos y cerámica de la forma que yo quería hacerlo. Lo que solía hacer aquí en mi estudio, que la verdad ya no hago tan a menudo, era pintar los azulejos a mano con azul cobalto. Últimamente estoy usando una técnica digital a través de la transferencia a la cerámica que luego meto en a calentar al horno. Hay otra técnica diferente que también utilizo que implica la serigrafía… Todo esto lo vy descubriendo y probando yo mismo en el estudio».

 

«Tengo un proyecto que verá pronto la luz en el que colaboro con Viuva Lamego, una de las fábricas de azulejos más antiguas de Portugal. Estamos haciendo azulejos tridimensionales, con relieve, pintados a mano y se van acercando a estos efectos escultóricos que estaba buscando. Si juntas unos cuantos puedes crear patrones muy bonitos. Se van a lanzar en formato de edición limitada pero no de cantidad, si no de tiempo de compra, habrá un período de tiempo limitado para hacerse con ellos. ¡Y los voy a lanzar muy pronto! Personalmente, esto significa un paso hacia este trabajo tridimensional que tengo muchas ganas de desarrollar. No estoy seguro si esta pieza blanca también estará a la venta o si lo pintaré, pero me gusta un montón así».

 

«Todos los patrones que dibujo están diseñados a mano y los hago a través de dos procesos diferentes. En el primero lo que hago es bucear entre todos los libros de azulejos que tengo, incluso en Internet. Después de revisarlos, cierro todo y dibujo inmediatamente de memoria un patrón. El segundo es básicamente comenzar desde cero. Hasta mediados del año pasado, solía dibujar todo a mano antes de cambiarme al iPad, lo que en realidad me facilita mucho todo el proceso. Los archivos ya son digitales y puedo dibujar fácilmente utilizando un efecto espejo que me permite ver cómo terminará el patrón. Últimamente estoy aplicando a mis diseños algunas letras y tipografías que vienen de mis días como grafitero, era bastante malo (risas). Pero mantuve el gusto por las letras y estoy empezando a trabajar más con ellas. Me gusta escribir un mensaje, facilita bastante el seguimiento de la idea que quiero transmitir. También complementan al patrón, las composiciones se vuelven más equilibradas si tienen tipografía, de lo contrario es una sobrecarga de patrones por todas partes. Siempre estoy tratando de encontrar nuevos elementos que pueda usar junto con los patrones sin que le quiten roben el protagonismo».

 

 

COMPARTIR