¿Y qué dicen las galerías?

Urvanity_crew Urvanity_crew / 2 julio, 2020

En una conversación a tres bandas con los directores de tres galerías en España, México y Estados Unidos, nos sentamos para hablar de la situación que está experimentando cada uno desde su ciudad, las perspectivas de futuro de las galerías y del arte en su versión más tecnológica. Ignacio Reig, de Furiosa Gallery en Madrid, Gerardo Sucilla de Heartbeats en Ciudad de México y Pablo G. Villazán, de PADRE Gallery en Nueva York son los invitados a abrir este diálogo.

Porque hemos hablado con los artistas y nos han contado su visión más personal, sus miedos y las oportunidades surgidas de este periodo único que estamos viviendo, ahora es el turno de que hablen las galerías y sus encargados. Nos sentamos a escuchar y tomar nota.

 

 

Cierre repentino

Con la resaca de la semana del arte en Madrid a principios de marzo y con exposiciones y proyectos a punto de dar el pistoletazo de salida, este mes puso patas arriba a los planes de muchas de las galerías. «Había que actuar rápido y adaptar el modelo de negocio a una situación inesperada y extrema», dice Ignacio Reig, director de Furiosa Gallery en el barrio de las Letras de Madrid. «Las perspectivas iniciales cuando comenzó el confinamiento eran de mucha preocupación, ya que las exposiciones y proyectos que estaban a punto de comenzar se detuvieron», continúa Reig. Paralelamente el galerista mexicano Gerardo Sucilla de Heartbeats Art Projects en Ciudad de México ha visto cómo la crisis sanitaria ha interrumpido la carrerilla que habían tomado en los últimos meses. «Como muchas galerías que participamos en las ferias de arte de Madrid, la post-feria quedó truncada debido a toda la incertidumbre generada por el estado de alarma. Se estancaron algunas ventas que teníamos en negociación», dice Sucilla, «Otros proyectos para 2020 los hemos tenido que posponer, incluyendo ferias que se han cancelado», dice. Es lo mismo que ha ocurrido con la neoyorquina PADRE Gallery, ubicada en el Upper East Side. «En lo que más nos ha afectado es en los proyectos externos y en el calendario de exposiciones y ferias. Se cancelaron varias en las cuales íbamos a participar, como por ejemplo Hong Kong o Basel y teníamos exposiciones programadas que tuvimos que posponer», dice el cofundador de esta última, Pablo G. Villazán.

 

Puesta a punto tecnológica

Los meses de parón han puesto a prueba las capacidades de cada negocio. La incertidumbre sobre cómo y cuándo sería la vuelta, seguir generando contenido y la imposibilidad de las galerías de valerse de su punto más fuerte, la experiencia in situ, han acelerado la necesidad de reinventarse. Algunas se han apuntado a la digitalización de la galería y las visitas virtuales y otras se han llegado a replantear su modelo de negocio. «Siempre hemos apostado por la tecnología, tanto en nuestras propias plataformas, como en otras externas comerciales. Pero es cierto que hemos querido darle una vuelta más y desarrollar todo un recorrido virtual en 3D para que todo el mundo pueda disfrutar de las exposiciones desde su Smartphone», continúa Pablo G. Villazán de PADRE Gallery. Igual que Furiosa Gallery, que desde que concibieron la galería hace menos de un año lo hicieron con una visión 360: «Desde nuestros inicios generamos una comunicación, tour virtual y un contenido online propio que crea sinergias con el espacio físico y con las ferias», dice Ignacio Reig. «En las siguientes exposiciones le hemos dado un plus a la parte digital, incluyendo videos, entrevistas, galerías de imágenes complementarias. Todo para que el cliente pueda vivir una experiencia diferente en su casa», continúa Reig. Este parón además ha exigido una reflexión necesaria sobre el rumbo que está tomando el circuito del arte. «Hemos aprovechado este tiempo para reflexionar sobre la nueva realidad y cómo la pandemia afectará al futuro de las galerías de arte» añade Gerardo Sucilla de Heartbeats. «Estamos explorando nuevas fórmulas de venta y de visión de las obras y evaluando las ventajas de la tecnología para acercarnos a nuevos compradores y coleccionistas. Eso sí, esto lo consideramos un complemento a la experiencia física del disfrute de la obra. Esto seguirá siendo lo fundamental», continúa.

 

 

¿Qué ha pasado con las ventas?

«Al ser una galería emergente, no podemos saber con todos los datos, si hubiera sido mas productiva la situación normal con inauguraciones físicas», dice Ignacio Reig de Furiosa, que inauguraron hace menos de un año. «Pero si hemos comprobado que las ventas y el interés por ciertas obras ha sido mayor, sobretodo en piezas de neo pop, lowbrow y Street Art. Quizá porque el contenido digital llega a un publico mas joven», afirma desde su galería en Madrid. Durante la cuarentena muchos artistas han visto como las ventas de sus obras incrementaban, ya fuera a través de sus galerías o de manera directa gracias a sus redes. «Por nuestra parte no hemos experimentado el aumento de ventas que han podido tener de manera personal algunos artistas», continúa Sucilla dese México. «Si se ha producido creo que ha sido más para algunos artistas que han aprovechado las redes sociales y algunas plataformas para mostrar sus obras y a su vez han podido ser contactados directamente», añade.

 

 

Cambio de planes implica nuevas oportunidades

«Las ventas siempre están, estamos muy contentos con la alta demanda por parte de coleccionistas y colecciones, sin embargo en el periodo de la cuarentena nos hemos preocupado mucho más por afrontar proyectos solidarios con los que ayudar a los que no lo han tenido fácil y dar visibilidad a minorías desfavorecidas o artistas emergentes. Sobre todo han sido proyectos más focalizados en recaudar fondos de ayuda para la sanidad», dice Pablo G. Villazán desde Nueva York. Propuestas solidarias pero también creación de nuevas sinergias y conexiones entre artistas y galerías, como cuenta Ignacio Reig: «el programa anual de Furiosa ha sufrido alguna adaptación de fechas, pero una parte positiva han sido las oportunidades que se han creado: hemos podido acceder a artistas con los  que teníamos muchas ganas de colaborar y este tiempo nos ha permitido preparar proyectos en exclusiva para ferias y exposiciones», dice. La galería mexicana Hearbeats aunque se ha visto afectada por la pandemia, reconoce que el esfuerzo está ahora en la adaptación a esta nueva normalidad a través de nuevas propuestas artísticas. «Hemos estado en platicas con otras galerías con las que hemos generado una buena relación y esperamos poder realizar proyectos en colaboración. Creo que las sinergias entre galerías pueden ayudar a afrontar mejor esta crisis», dice su director Sucillo.

 

Nueva normalidad y próximas exposiciones

Desde que Madrid entró en la Fase 1 el pasado 25 de mayo, las galerías volvieron a abrir sus puertas bajo cita previa y a partir de la Fase 3 con un aforo reducido al 30% sumado a todas las medidas de seguridad pertinentes. «Nuestra primera inauguración (post pandemia) será el 2 de julio con un solo show muy intimista de Irene Cruz bajo el paraguas de PhotoEspaña. Para evitar aglomeraciones y disponer de máxima seguridad, los actos de inauguración están durando tres días, y cada visitante podrá ver de manera personalizada la exposición. Adicionalmente mostramos nuestro tour virtual, con contenido digital exclusivo y entrevistas a la artista. En septiembre contaremos en la apertura del curso galerísitico con un Duo Show de Mico Rabuñal y Marina Capdevilla», dice Reig de la apertura hoy en Furiosa Gallery. Por su parte, en Nueva York acaban de poder abrir las puertas las galerías PADRE bajo cita. «Hemos abierto con cita concertada desde esta misma semana, siempre siguiendo a raja tabla todas las medidas de seguridad», dice su director Pablo G. Villazán. «Lo más inmediato que llegará a la galería es una exposición colectiva llamada “Dream Makers” y que estará durante los meses de julio y agosto: Ana Barriga, Adriana Oliver, Edgar Plans, Zurab Tsereteli, Baldur Helgason y Ru8icon, son ya de por sí un sueño», añade Villán. Por su parte México se encuentra en pleno periodo de expansión de la pandemia, «tenemos varios proyectos, aunque no podemos confirmar nada ya que dependen de cómo se den las cosas en México en las próximas semanas. En estos momentos, nos resulta muy complicado determinar cuándo podremos reabrir y nuestros artistas se encuentran confinados y trabajando desde sus casas» dice Sucillo sobre la galería ubicada en Ciudad de México. «Paralelamente nos estamos moviendo en España, y ya tenemos confirmación de una colaboración en el festival Kronos Art de Barcelona en octubre y en Madrid, una exposición de los artistas mexicanos Escoto+Carrara en el CEART de Fuenlabrada», concluye Gerardo Sucillo.

 

 

COMPARTIR

Comments (1)

Comments are closed.