El reto de los festivales de arte urbano

Urvanity_crew Urvanity_crew / 27 julio, 2020

El Festival Asalto en Zaragoza, el Rexenera en Galicia y el Parees en Oviedo son los tres festivales estandartes del muralismo y el arte en espacio público en España. Por el Rexenera han pasado nombres como Aryz, Case Maclaim, Lidia Cao o Bosolleti, representando la escena urbana desde Galicia hasta el extranjero y poniendo a Carballo (A Coruña) en el mapa, favoreciendo su turismo cultural y «como un agente rehabilitador contra el feísmo urbanístico utilizando las calles como espacio de diálogo y expresión artística», dicen desde el festival. El pasado domingo 26 terminaba la edición de este año con Xoana Almar, Sabek, Elisa Capdevila, Reskate Studio y Sokram. El cartel de Parees está aún por confirmar pero hasta la fecha han visto pasar por Oviedo a Matth Velvet, Mina Hamada, Agostino Iacurci o Udatxo. «Las paredes narran la historia de sus ciudades y construyen la identidad simbólica de sus habitantes», dicen desde el Parees. Y lo hacen desde el proceso participativo, vinculando las intervenciones con la realidad que les rodea a través de un equipo de mediadoras artísticas que desarrollan su trabajo adaptándose a las necesidades del entorno. Por su parte, desde 2005 lleva el Asalto dando guerra en Zaragoza, inundando una vez al año las calles de la ciudad aragonesa de propuestas vanguardistas y participativas con artistas de primera talla internacional y nacionales. Una experiencia artística y de creación única que se encargó de poner España en el radar del arte urbano siendo las calles de Zaragoza su mejor lienzo. Todo vale: desde graffiti, a intervencionismo urbano, artesanía digital, fotografía, muralismo, escultura y hasta arquitectura. En su cartel destacan 108, Smithe, Boa Mistura, SpY, Elian Chali, Borondo o Nuria Mora entre muchos más. Este año se planeaba la celebración por todo lo alto de su 15 aniversario que sin embargo, verá trasladada esta versión de proyecto a 2021. Atento a su cartel para la edición de este año que se celebrará en septiembre.

El arte sigue y seguirá presente en las calles, ahora es el momento de los festivales de arte urbano de reinventarse y adaptarse a las nuevas circunstancias. ¿El resultado? Una apuesta firme por los artistas nacionales y locales, revalorizando su labor, la vuelta al pequeño y mediano formato, a pesar de que nunca se olvidaron, y menos actividades festivas y multitudinarias, cancelando de la programación conciertos y talleres paralelos.

Hablamos con los responsables de los tres festivales: Sokram, artista y representante de Mutante Creativo, organizadores de los festivales Rexenera (Carballo) y DesOrdes Creativas (Ordes) ambos en Galicia, Luís García del equipo de comunicación del Asalto de Zaragoza y Eduardo Crespo coordinador general y comisario de Parees Festival en Oviedo para que nos cuenten en primera persona los retos y transformaciones de estos festivales de cara a este año.

 

Adaptarse a las circunstancias: alteraciones en el programa y la estructura

«Queremos mantener el ADN del festival: intervenciones en el espacio público en diferentes formatos con un componente de responsabilidad con respecto al entorno y a la didáctica del arte público», dice Luís García del equipo de comunicación de Asalto en Zaragoza. «Este año hemos tenido que adaptarnos a las nuevas circunstancias redefiniendo la estructura de las ediciones. Eso implica más intervenciones y arte en la calle y un poco menos de actividad festiva y multitudinaria. Queremos encontrar las vías para conectar vecin@s y artistas y poder seguir generando encuentros y resultados artísticos basados -o iniciados- en un proceso común», continúa. Por su parte, el festival Parees (Paredes) de Oviedo se mantiene fiel a su impulso de dotar a la ciudad de murales de gran calidad basados en procesos participativos que contextualice esas piezas con el entorno. Sin embargo, este año la propia estructura y el programa del festival también se han visto modificados. «Lo más significativo es que para evitar reuniones multitudinarias hemos tenido que anular la parte social del proyecto, que son los talleres y actividades paralelas. Nos quedaremos sin el “Taller de Pintura Mural para Personas Mayores” donde se trabaja la memoria histórica y se realiza un mural final colaborativo inspirado en fotografías antiguas. También prescindimos del “Taller para Familias” que acerca a grandes y pequeños a la técnica del arte mural y por último cancelamos la ruta teatralizada en bicicleta entre los muros», dice Eduardo de la organización de Parees Festival. Lo mismo nos ha contado Sokram, la segunda pata de Mutantes Creativos, que junto con su compañero y también artista Mou, son los encargados de organizar Rexenera y DesOrdes Creativas, ambos festivales de arte urbano en la región de La Coruña en Galicia. «Hemos tenido que prescindir de las master classes, los talleres, conferencias, mesas redondas y conciertos que organizamos paralelamente limitando prácticamente la actividad del festival a la realización de murales. Esto al final implica reducción de personal pues se eliminan ciertas figuras como técnicos de sonido, artistas que imparten las clases, ponentes, músicos, camareros…», continúa Sokram.

*Fotos cedidas por Rexenera Festival y DesOrdes Creativas

 

Nuevas miras y novedades 2020

«Precisamente para complementar de alguna manera el festival en el Rexenera, y también lo haremos en el DesOrdes, hemos planteado otro tipo de actividades como lives de Instagram con los artistas desde sus muros para hablar del proceso de trabajo, la obra, el concepto del mural, sus influencias, su experiencia… », dice Sokram. «Mantenemos las rutas guiadas por los muros limitando el cupo de asistentes y con todas las medidas de seguridad e incorporamos “Buscando Ouro”, un juego de pistas escondidas en los murales que hay en el pueblo con el que incentivamos a que los asistentes interactúen con las obras», dice. «En esta edición todos los murales serán contextualizados, es decir, el diseño final nace de ese proceso a distancia», explica Eduardo de Parees Festival en Oviedo. «Se han elaborado dossiers personalizados para cada artista donde se recopila información sobre la temática propuesta y trabajen sobre ello», dice. Parees además incorporará este año “Más allá del mural”, una mirada más profunda a cada pieza que se realice: «Se trata de visitas guiadas ofrecidas por la responsable de los procesos participativos que rodea a la obra final. La idea es compartir con el público cómo se originó el muro, su proceso participativo, el camino que tomó el artista para desarrollar el boceto y la ejecución de la idea», añade Eduardo. «Nosotros con el Asalto este año volvemos a buscar el formato pequeño y el intervencionismo urbano en combinación con el muralismo, aunque nunca lo habíamos abandonado del todo», dice Luis de comunicación del festival de Zaragoza. «Puede que incluso tengamos propuestas con algo de performance», añade.

*Fotos cedidas por Asalto Festival

 

Apuesta por lo nacional

Una línea de actuación que se repite en los tres festivales es la vuelta a lo local. La crisis del coronavirus y el miedo a un segundo cierre de fronteras ha puesto en valor el producto nacional y ha favorecido la apuesta por artistas españoles. El festival Parees todavía no ha publicado el line up final sin embargo, como dice Eduardo «desde que ideamos esta edición uno de los objetivos era proyectar y homenajear a est@s artistas nacionales. Decidimos que en esta edición del Parees queríamos visibilizar esta nueva corriente de muralistas centrándonos en un comisariado de solo artistas nacionales» afirma. «Este año hemos decidido invitar solamente a artistas gallegos y nacionales y prescindir de las participaciones internacionales dada la situación distópica», añade Sokram haciendo referencia al Rexenera y DesOrdes. «Evitamos riesgos, tanto de seguridad como de posibles cancelaciones de vuelos. Sin duda nos hemos vuelto más locales este año aunque nuestra política siempre ha tenido este apoyo y contamos con un cupo reservado para artistas gallegos», continúa Sokram.

*Fotos cedidas por Parees Festival

 

El lugar del arte urbano

«El arte urbano real, y por consiguiente l@s artistas urbanos, no han sufrido demasiado, teniendo en cuenta que prácticamente ningun@ vive de esto. De hecho éste es un momento fundamental para salir a la calle y decir cosas. ¡El arte urbano debería estar bullendo!», dicen desde el Festival Asalto. «Otra cosa es si hablamos del circuito de grandes muralistas y galerías… Como en cualquier otro entorno comercial, se estará notando una cierta desaceleración», añade. «Hemos ido viendo como se han movido de fechas algunos festivales, otros se han anulado… Por ello, es aún mas importante potenciar este tipo de actividades culturales que aún se pueden seguir ofreciendo a la ciudadanía. Festivales que iluminan, humanizan y dan color a las ciudades en un momento en que la gente más lo necesita», refuerzan desde Parees. «Además, este tipo de actividades en realidad no entrañan riesgo alguno para la salud pública, ya que se trata de varios artistas pintando cada uno en su grúa, cada uno en un sitio distinto, con lo que tiene una fácil gestión», suma Sokram de Rexenera.

 

Miras a futuro

«Tenemos fe en que todo se estabilizará, tarde más o menos tiempo… Pero sin duda tenemos fe en este trabajo y en que se puede llevar a cabo. De hecho lo estamos haciendo, y lo seguiremos haciendo. Sea fuera, dentro, llueva, truene, urbano, rural, espacial….  El futuro es ahora», dice contundente Sokram. «Somos bastante optimistas» añaden desde Asalto. «Este año, a pesar de la situación, hemos realizado bastantes actividades. Si por fin se normaliza todo auguramos unos años bastante potentes para el colectivo Asalto. Hay que seguir pintando las calles. Como dice nuestro lema de este año: “Entre un mar de cristal, puertas y cerrojos, un triunfo de luz y colores”», concluye Luis de Asalto.

 

COMPARTIR