Formar equipo en tiempos de aislamiento

Urvanity_crew Urvanity_crew / 6 agosto, 2020

Change is a Team Sport es un proyecto basado en el principio del trabajo en equipo, el encuentro y el trabajo conjunto con otras personas, el intercambio y la interacción interpersonal. Pero de esto ya hemos hablado en anteriores ocasiones. Pero, ¿qué pasa si los encuentros en persona de repente están limitados más allá de nuestras posibilidades? ¿Qué pasa si una pandemia de repente obliga a países enteros a cerrar sus fronteras y a las personas a permanecer aisladas en casa? Es el momento de adaptarse a las circunstancias y reinventarse, y eso es exactamente lo que hicimos con en este proyecto. Encontrar una manera de mantenerlo vivo salvaguardando los valores con los que nació. Por eso esta vez nos gustaría enseñaros otra visión del proyecto, la más personal de los artistas, que a través de unas cámaras desechables que entregamos, registraron en primera persona su experiencia. Te adelantamos en exclusiva lo que te podrás encontrar en el interior de la edición especial del fanzine que la revista de arte urbano Tramontana ha elaborado en torno al proyecto. Consigue tu edición desde ya en las Montana Shop de Madrid, Barcelona y Sevilla o en galerías de arte seleccionadas como Furiosa Gallery, Swinton Gallery y La Causa Galería en Madrid.

Nicolás Romero aka Ever

Nicolás Romero aka Ever estaba en ese momento alojado en una residencia de artistas donde compartía espacio con un artista recién llegado de Brasil. «Cuando llegó la cuarentena, el proyecto mutó», dice Nicolás. «Tuvimos que tomar todo lo que absorbimos durante ese primer período cuando todavía estábamos afuera y llevarlo al trabajo dentro del estudio. No solo afectó a nuestro trabajo pictórico sino también el proceso de trabajo con el colectivo de artistas con el que estábamos trabajando afuera durante la residencia de adidas», continúa.

 

Octavi Serra

Por su parte, Octavi, pasó el confinamiento en su casa de Barcelona, donde tuvo el tiempo necesario para experimentar y desarrollar su serie de “esculturas petrificadas” y lo que llamó “cosas inútiles”, cosas que no tienen una función utilitaria clara y entrante en el campo de lo abstracto, lo metafórico, lo emocional, inspirado en una cita de Eugen Ionescu “Y si es indispensable que el arte sirva para alguna cosa, yo diré que debe servir para enseñar a la gente que hay actividades que no sirven para nada y que es indispensable que las haya”.

El regreso a las calles estuvo marcado por la alegría, con la motivación para cambiar las cosas y reconquistar las calles. Con la energía cargada llegaron los artistas Marina Capdevila y Mur0ne, con quienes se desarrolló la segunda ronda de residencias y que resultó en una serie de intervenciones murales que respiran esta alegría, esta motivación de volver a la calle y este sentimiento de unidad que hace todo posible.

 

Marina Capdevila

“Después de estar tres meses encerrada en casa, ir cada día a la Nau Bostik ha sido una dinámica que me ha sentado súper bien. Cada día coger la bici, ir, volver, estar en un espacio enorme donde trabajar, con gente…De estar en casa a estar allí ha sido un contraste brutal.” dice Marina. “Con todo lo que hemos estado viviendo, quería remarcar el hecho de volvernos a apropiar de las calles, de volver a salir, de estar en la calle y, sobre todo enfocarlo desde la perspectiva de estos abuelitos, que han sido las personas más perjudicadas y de riesgo en este momento y que siempre han estado muy presente en mi trabajo”, continúa.

 

Iker Muro aka Mur0ne

“Agarrar el rodillo y la pintura y echarte a pintar como si no hubiera mañana. La alegría de ver que al tercer o cuarto día vas avanzando. A veces es como un combate de boxeo, ese jaleo…picos en los que hay momentos en los que estás muy eufórico y otros en los que estás de bajón por los típicos problemas que surgen. Y la emoción del final…cuando ves que la gente que te está ayudando también lo vive, es doblemente enriquecedor”, dice Mur0ne. 

Un proyecto comisariado por Urvanity Projects y B-Murals para adidas Originals.

COMPARTIR