10 minutos con… Marina Capdevila

Urvanity_crew Urvanity_crew / 3 septiembre, 2020

Si paseando por Barcelona, Cancún, Miami, Ostende o Los Ángeles te encuentras con un mural con toda la gama de naranjas y abuelitos molones, entonces no hay duda. Estás ante una obra de la artista catalana Marina Capdevila (Falset, 1985), una de las artistas más internacionales de nuestro territorio y de esas que ha logrado hacer de su obra una seña de identidad reconocible en todo el mundo. Llena de energía, vitalidad y un positivismo desbordante, Marina tira de la ironía y el humor en sus obras donde sus personajes de la tercera edad rompen con todos los cánones estéticos. A punto de inaugurar su próxima exhibición en la galería Furiosa de Madrid este viernes 4 de septiembre, hablamos con ella sobre referencias artísticas, sus lugares favoritos y algunos de sus trabajos más icónicos.

 

Tu primer recuerdo pintando… Cuando iba casi cada día al taller de mi tío abuelo, era la primera vez que pintaba al óleo y era súper pequeña. Hacía hiperrealismo y con el aprendí las bases de dibujo, pintura… ¡Los cuadros que pinté con 9 años no sé ni si ahora podría hacerlos!

Lo último que pintaste en la calle… El muro que pinté este julio en el espacio de la Nau Bostik de Barcelona.

Pintar en la calle o el trabajo de estudio… Ambas son necesarias. En la calle es donde más encuentro la adrenalina, me da energía y aparecen factores de improvisación que me ayudan a resolver de una manera diferente. El estudio me va muy bien para encontrarme a mí misma, es un balance.

¿Tu color? El color coral. Lo utilizo siempre en los fondos y es el color de las paredes de mi pueblo en Tarragona. Está muy presente en las fachadas de las casas.

¿Con quién te gustaría hacer una colaboración? Con Antonyo Marest, que llevamos como dos años diciendo que tenemos que pintar algo juntos y nunca lo hacemos.

Un artista al que admires… A Franco Fasoli. Lo conocí la primera vez que fui a Miami, volvimos a encontrarnos en Montreal y fue de las primeras personas que conocí fuera de la pantalla, me explicó todas sus ‘batalletas’, que hacía mil viajes pintando… Y cuando se vino a Barcelona he seguido muy de cerca su proceso de evolución. Siempre me ha inspirado mucho y me ha dado muy buenos consejos.

Un artista menos conocido con buena proyección… Hay una chica que sigo en Instagram y que no conozco en persona. Es americana y vive en Barcelona, Emily Eldridge. Le mete mucha caña y está haciendo muchos muros. Creo que está teniendo mucho reconocimiento.

¿Un estilo pictórico? El abstracto, que aunque no hago mucho igual un día me animo a ir a un punto más abstracto. Me gusta que cada uno le pueda dar un significado, las combinaciones de colores…

El trabajo con el que más has disfrutado… Por lo general disfruto todos, si no no los haría.Me parece super bonito ese trabajo en equipo, la gente ayudándote… Sobre todo cuando pinto en zonas más vulnerables donde la gente te da todo. Siempre acabo llorando un poco (risas).

¿Y con el que más orgullosa te sientes? Un suelo de una radio abandonada en la Costa Brava, Radio Liberty. Porque lo gestioné yo sola entero y Delabrave me ayudó grabando y haciendo el vídeo. Pasó de querer pintar una pared normal para pasar el día a venirme arriba y pintar un suelo. ¡Fue muy guay!

¿Una anécdota trabajando? En mi primer año de Miami, en 2014 me pasé una semana pintando un muro y me hice la novatada de irme por la noche para sacar la foto a primera hora. Cuando llegué a las 7am estaba todo bombardeado de graffiti. No me lo creía… Lo reparé durante dos días con algunos amigos que me ayudaron y pude hacer la foto final.

¿Un punto de inflexión que marcara tu carrera? Eso mismo, Miami, la primera vez que fui a Art Basel en 2014. Fue la primera vez que salía y conocía a un montón de gente que pintaba y vivía d esto, ver los procesos de cada uno… Conocí a mucha gente que luego me ha abierto mil puertas.

¿Tu mentor? Mi tio abuelo como forma clásica y académica y mis amigos en la parte de hacer murales, mi entorno.

Tu trabajo en tres palabras… Irónico, exagerado y divertido.

¿Y tu personalidad? Alegre y positiva.

Un lugar para pintar… Me gustaría pintar un muro en cada país del mundo.

Un lugar especial para ti… La playa de Tarragona. En esa playa conecto mucho con los antepasados de mi familia.

El último libro que has leído… “El amor después del amor” de Marc Pallares y Laura Ferrero. Está ilustrado por Marc y me encanta.

La última película que has visto…“Muchos hijos un mono y un castillo”, me flipó.

Una serie… ¡’Luis Miguel’! (risas). Y la de ‘Versace’ me gustó mucho también.

¿Qué música te inspira? Escucho mucha música ‘brasilera’ de cuando fui a Brasil. Me hice una lista y la voy ampliando. También me pongo ‘reggeaton’ cuando pinto muros, me anima bastante. Música soul también… ¡Ah y los 40 Classic! Me pongo mucho la radio para meterme ahí en la obra.

Un museo o espacio de arte… Me gustó mucha la feria de ‘Untitled’ de este año pasado en Miami.

Un cuadro que te haya marcado… En casa de mis padres había un ‘print’ en casa de mis padres y me impactó mucho cuando luego fuimos a la casa de Dalí y ver que lo que teníamos en casa, aunque no dejara de ser un print, salía de todo eso. Siempre me ha gustado mucho Dalí.

Un muro… Cuando estuve en México estuve con Bordalo y me explotó la cabeza al ver cómo hacía el muro. Era grande y estaban ahí atornillando todo en el suelo el primer día, vi todo el proceso de cómo recogía la chatarra de alrededor… ¡Muy guay!

Un bar donde encontrarte… Cualquiera de la plaça Rovira de Barcelona, que es donde vivo. Hay tres terrazas así que estoy en una o en otra.

Una comida… Patatas fritas, podría comer todo el día patatas fritas.

¿Cuales son tus miedos? ¡Morir! Le tengo mucho miedo.

¿Alguna manía u obsesión? Me gusta el silencio cuando trabajo.

¿Qué no soportas? La gente falsa.

¿Sola o acompañada? Me gusta la soledad trabajando en el estudio y pasar mucho tiempo sola, ir a la playa… Pero viajes me gusta ir acompañada, también pintar muros es más divertido entre dos.

¿En qué pierdes el tiempo? Soy muy lenta y pierdo mucho el tiempo en general.

Una meta… Poder vivir de lo que hago, y hacer dinero para tener un estudio guay y pintar muchos muros.

¿En qué estás trabajando ahora? En la expo de Furiosa Gallery que se inaugura el 4 de septiembre. Es una duo expo junto al escultor Mico Rabuñal.

Tu futuro ideal… Una casita en un pueblo costero y con un estudio de madera con un ventanal gigante que pueda ver el mar. Ya llegará.

 Un mantra… Diviértete y disfruta con cada cosa que hagas.

 

 

 

COMPARTIR