10 minutos con… Misterpiro

Urvanity_crew Urvanity_crew / 30 octubre, 2020

Foto: Guiomar Puerta

Es joven, espontáneo, tiene talento y fluye libertad por cada centímetro de su ser y sobre todo, de su obra. Manchas de color que se superponen creando un efecto veladura, trazos aleatorios que crean formas abstractas y color, sobre todo mucho color. Misterpiro (Plasencia, 1994) ha logrado aunar bajo una obra única dos mundos opuestos y a la vez sus principales influencias: la calle y el graffiti, que practicaba en las paredes de su ciudad natal desde los 11 años, y la acuarela, con la que daba sus primeros pasos en su práctica y experimentación sobre papel en casa. Sin boceto previo ni referencias anteriores, el artista extremeño trabaja de manera espontánea sobre cualquier soporte y movido por impulsos traslada a la pared (y a cualquier formato que se le ponga por delante: coches, esculturas o textil) enormes acuarelas a golpe de spray, acrílica y agua. El barrio de Malasaña en Madrid es uno de sus epicentros de acción y no tardarás en encontrarte con una de sus piezas sobre los cierres de tiendas y bares o en el interior de lobbys de hotel y restaurantes, pero también lo encontrarás en paredes o residencias privadas de Miami, Cancún, Seúl o Nueva York. Su último trabajo ha sido pintar las cinco plantas de la tienda Levi’s de la céntrica calle Preciados y ahora prepara su próxima exposición que prevé inaugurar el año que viene en la galería Kreisler de Madrid. Nos abre su mundo más personal, la evolución artística que ha experimentado este verano y el trabajo que está por venir.

 

 

Tu primera memoria pintando… Tengo una caja de folios que mi madre iba guardando de cuando era pequeño. No tengo un recuerdo claro de pequeño pintando pero cuando abro esa caja me voy al momento, es como un diario a los cinco años.

Lo último que pintaste en la calle… Mi último graffiti que hice fue en 2012 en un convento en Plasencia por una exposición que tuve. Y la última vez que pinté una cosa porque sí, sin ser trabajo ni nada fue en la Facultad de Bellas Artes de Madrid. Me echó la policía con lo cual no tengo foto de esa pieza pero a partir de ahí todo han sido trabajos.

Pintar en la calle o el trabajo de estudio… Me lo paso mejor en el estudio, estoy más tranquilo, puedo experimentar, cometer errores… Pero a pesar de ser más sufrido me resulta más gratificante pintar un mural en la calle. Sentarme delante y verlo acabado es la mejor sensación.

Tu color fetiche… Puede ir por estaciones, pero no lo tengo.

Tu rutina de trabajo… Intento pasar la mayor parte del día en el estudio y todo lo que pueda hacer de manera rutinaria mejor, por que si no no me concentro. Eso si, menos los fines de semana que tengo mi propia rutina que supone no ir al estudio.

Con quién te gustaría hacer una colaboración… Me encantaría con Super Future Kid. Me siento muy identificado con ella. Yo huyo cada vez más de lo figurativo pero veo su trabajo y me encanta, me siento como si yo fuera figurativo. Me siento reflejado. ¡O Just Judit también!

Un artista al que admires… Erwin Wurm.

Un artista menos conocido al que recomendar… Sebastian Villabona, un artista colombiano afincado en Suecia. Me gusta mucho la geometría y juega mucho con eso. Además mete unas texturas muy interesantes y unos fondos muy orgánicos y me encanta la combinación.

Un estilo pictórico… Me da mucha envidia la gente que hace figuración pero yo estoy muy feliz y me siento super cómodo probando dentro de la abstracción.

El trabajo con el que más has disfrutado… Me encantan los coches y me encantó pintar un Nissan en el circuito del Jarama.

Y con el que más orgulloso te sientes… Pintando las paredes de Adda Gallery que hay en Ibiza este verano. Ha sido un momento en el que empecé a hacer papeles y hubo un cambio en mi manera de pintar murales. A veces no estoy muy contento con lo que pinto en la calle y esto me supuso un desbloqueo. Me gustó ese camino, encontré otra dinámica de trabajo.

Un punto de inflexión en tu carrera… Hace unos siete años cuando estuve en Honduras y empecé a pintar con esmaltes acrílicos. Ahí fue la primera vez que lo probé. También después de pintar Adda Gallery este verano he cambiado la forma de pintar murales, se asemeja más a lo que pinto en el papel y estoy cambiando esa técnica, estoy muy contento.

Cómo describirías tu trabajo en tres palabras… Espontáneo y dinámico

¿Y tu personalidad? Exactamente igual, esas dos palabras me cuadran.

Una ciudad para pintar… Lisboa tiene una luz especial y unas construcciones muy locas.

Un lugar especial para ti… Mallorca, en concreto la Tramuntana.

El último libro que has leído… Acabo de empezar “La invención del color” de Philip Ball. También estoy con la biografía del Dj y productor de música francés Laurent Garnier “Electroshock”. Va de la historia de cómo entra el techno en Europa, está genial.

La última película que has visto… “Ofrenda a la tormenta”, de Fernando González Molina.

¿Una serie? La de “Antidisturbios” me ha flipado. Últimamente estoy consumiendo muchas series españolas. Entre “Patria”, “La Veneno”…

¿Qué música que te inspira? Me pongo mucho “Reverberation Radio”. No me suelo poner un artista específico, me pongo MixCloud o NTS y sobre todo sesiones de Djs, me gusta ver qué están haciendo. Me gusta ponerme electrónica y también mezclarlo con ritmos brasileños, jazz… Todo mezclado.

Un museo o espacio de arte… El de antropología de París tiene una colección de máscaras de locos. De todas las partes del mundo, traen de la Polinesia francesa…

Una pieza de arte que te haya marcado… Te voy a decir el BMV M1 que pintó Andy Warhol es mi pieza fetiche, si fuera muy rico me la intentaría comprar (risas).

Un muro… El artista Andy Dixon pintó en Vancouver un muro que me encanta. Todo lo que está haciendo es una locura, la colaboración con Versace, la ropa de cama…

Un bar donde encontrarte… El restaurante Nihao seguro, echo de menos las cenas allí.

Una comida… Mi tortilla de patata.

¿Cuáles son tus miedos? Me da miedo volar, los aviones me dan pánico. ¡Ah! Y que me pase algo en las manos.

¿Eres maniático? Sí, tengo un montón de manías, para todo. Del orden, por ejemplo, no puedo empezar a trabajar si no tengo el estudio más o menos recogido. ¡A veces acabo tan cansado que luego ni pinto!

¿Qué no soportas? Cuando estás durmiendo y te pasa un mosquito por la oreja, no hay cosa que más ansiedad me de. Tienes que encender la luz, no lo encuentras…

¿Solo o acompañado? Acompañado.

¿En qué pierdes el tiempo? En buscar música paso mucho rato, como no es mi trabajo principal. En la página de Discogs.com buscando vinilos. En hacer cosas de interiorismo y muebles que luego no me compro también pierdo tiempo. ¡Ah, y en Idealista!

¿Una meta? Llevar mi obra a la escultura y estar contento con ello. Estoy trabajando en hacer trabajos tridimensionales, con perspectiva y poder llevarlos a lo tangible. Todo lo que pinto es abstracto, son cosas que no son tangibles y quiero investigar las formas, los materiales…

Tu futuro ideal… Me sigo viendo en Madrid con mi estudio aquí. No pido más. Con tener un buen espacio grande para trabajar ya estoy. Pero también me veo viajando más y currando fuera de España.

Tu próximo trabajo… Estoy preparando mi próxima exposición en la galería Kreisler en principio para marzo 2021. También tengo un proyecto de electrónica y arte entre manos que llevo tiempo preparando con La Causa Galería, ambos en Madrid.

Un mantra… La última y me voy.

 

 

COMPARTIR