Qué ver, leer y escuchar en noviembre por Moneyless, Julieta XLF, Gviiie y Emily Eldridge

Urvanity_crew Urvanity_crew / 6 noviembre, 2020

Nos sumergimos en las páginas de la novela gráfica de “Herstory” y varios ensayos ecofeministas con Julieta XLF, descubrimos un par de canales de Youtube que merece la pena investigar con el madrileño Gviiie, el italiano Moneyless nos habla de sus películas imperdibles y con Emily Eldridge sintonizamos los beats musicales de uno de sus últimos hallazgos radiofónicos. Esto y mucho más en las nuevas recomendaciones del mes de noviembre. Descubre el trabajo de estos cuatro artistas mientras te empapas de su universo cultural más personal. Este mes se viene la sofá y manta.

 

Julieta XLF 

Niñas y animales llenos de energía y con mensajes poderosos. El cuidado de la naturaleza y preservación del planeta en que vivimos o el crecimiento y equilibrio vital expresado a través de personajes que parecen salidos de cuentos de hadas. La delicadeza de sus diseños convive con la crudeza de las paredes a las que se enfrenta y los colores y formas salidas de la naturaleza se convierten en su máxima fuente de inspiración. Licenciada en Bellas Artes con un máster en ilustración, Julieta xlf (Valencia, 1982) viene de largo recorrido en el mundo del graffiti, cuando con 16 empieza a hacer sus primeros dibujos en las calles influenciada por los miembros de la que sería la crew XLF (Por La Face), una de las más importantes de la primera década de los 2000 en Valencia con Escif, Deih, Xelon y ella misma entre otros artistas. Muy activa en las calles, Julieta combina su trabajo mural alrededor del mundo con su obra de estudio que ha expuesto en la galería Vertical de Chicago o el Centre del Carme en Valencia. Se te complicará ir por el centro de Valencia sin encontrar una de sus muñecas tan reconocibles.

Soy una persona que se mueve mucho por impulsos, y me sucede que hay cosas que siento de forma profunda que me entristecen y cosas que siento realmente muy injustas y a veces me faltan argumentos para poder comunicarlas. Los libros que propongo son libros que me han ayudado a abrir la mente y las miras a otras realidades, a releer, repensar y reinterpretar nuestra historia. “Claves ecofeministas” de Alicia H. Puleo, para rebeldes que aman la tierra y los animales, “Deseos de cambio… ¿o el cambio de los deseos?” de Margarita Pisano, “Cartas contra la Guerra” de Tiziano Terzani y la novela gráfica “Herstory” de Maria Bastarós y Nacho Segarra ilustrado por Cristina Daura. Menos “Mil soles espléndidos” de Khaled Hosseini, son todos ensayos, a penas leo novelas. Otro libro que me marcó y cambió mi forma de entender el momento en el que vivimos: “La sociedad del espectáculo” de Guy Debord.

De lo último que he visto y recomiendo diría “My Octopus Teacher” (¡taaaan bonita!) y el reciente documental de la directora Paula Palacios, “Cartas Mojadas”, sobre la misión de Open Arms y el drama de la migración en Europa, muy duro. Documentales como “Baraka” y “Océanos” me inspiran y conmueven a la vez.

Las películas del estudio japonés de animación Ghilbi me hicieron ver que la imaginación no tiene límites y que somos capaces de crear universos infinitos más cercanos a la realidad de lo que pensamos.

A penas veo series y aunque he empezado recientemente a ver “MOVE”, una serie documental sobre bailarines y coreógrafos, me he quedado en el primer capítulo… Soy más consumidora de danza y artes escénicas en directo. Algunas de las piezas de danza y artes escénicas que de verdad me han removido a nivel creativo y  emocional en los últimos años son “Mulïer” de la compañía valenciana Maduixa, cinco bailarinas sobre zancos homenajean a todas las mujeres que luchan permanentemente para mantener vivo su yo salvaje a través de la danza, emociones y poesía visual, “All Ways” de Sharon Fridman, que a través del contact crea puentes con el ciudadano y el espectador y  “Eh Man Eh” la mecánica del Alma de la compañía de catalana de teatro físico Zero en Conducta.

Musicalmente escucho casi de todo. Me encanta el reggae, los ritmos tropicales, la música experimental , el rap, flamenco y jazz y todo fusionado. Desde Horace Andy a Rosalia, Keny Arcana o Tash Sultana  pasando, Chapelier Fou, Calle 13, Fat Freddy Drop, Dire Straits y Jorge Pardo. Mis últimos descubrimientos Kiamya y Holly Cook.

 

Gviiie 

Durante años Gviiie o Guille (Madrid, 1989) dibuja en todo lo que pilla. Hojas, paredes, mesas. Comienza con el graffiti de manera intermitente durante su adolescencia y entra a cursar estudios de grado medio en gráfica publicitaria en la Escuela de Arte 10. En 2013, termina sus estudios de cine en la University of the Arts de Londres y vuelve a Madrid. Se reconcilia con el dibujo a través de viñetas que publica en sus redes y en la revista satírica Mongolia. Paralelamente en 2016 presenta su corto de animación ‘Abayomi’ que es preseleccionado para los Premios Goya. Poco a poco se reencuentra con los muros y comienza a desarrollar su característico estilo neo-rupestre, que ha vivido en los últimos años una evolución notable debido a las distintas líneas de estudio que ha desarrollado. En 2018 presenta su primera exposición individual en La Causa Galería, con quien repetirá un año m´s tarde, también en solitario con un trabajo de estudio que no deja de tocar todos los palos sin abandonar el trabajo ilegal en lugares abandonados. En 2019 es invitado a participar en varios festivales de arte urbano por Europa y desde hace unos meses vive en Bilbao desde donde desarrolla su nuevo cuerpo de trabajo basado en óleo y técnica mixta.

Hace tiempo que perdí la fe en la palabra y ya sólo miro dibujos o Youtube. Hace poco me regalaron la novela gráfica “El difícil mañana” de Eleanor Davis. Si no la conoces, tienes que ir a tu librería y pillar todo de ella, porque todo lo que hace es bello y lo mejor es que lo hace de una manera que parece que le da igual. También me pasaron un libro antiguo del artista Justin Mortimer, ya se sabe que los genios no envejecen, así que tres cuartos de lo mismo. Si con el Instagram te vale, acaba de publicar un corto en su perfil explicando su última expo de manos de Frederika Dalwood que es una joyita. Hace poco también me pillé en la biblioteca un libro llamado “El retrato holandés de grupo” de Alois Riegl, que va precisamente de eso y que por supuesto ni he abierto, pero cuya existencia como objeto de 500 páginas ya me parece una fantasía. O sea, toda esa energía ahí concentrada. Jumanji.

Lo último audiovisual en lo que ando son la serie de vídeos “I shouldn’t be alive” y “Lost paradise” del canal de Youtube WONDER, que supongo que responden a algún tipo de neurosis “prepper” no diagnosticada. En esa línea también me quemé el canal de urbex de SHIEY, “Illegal freedom”. Con eso ya tenéis suficiente para cambiar vuestro ciclo del sueño durante un par de meses.

En cuanto música, aquí es donde mi logaritmo mental pierde todo el sentido. Así que Moderat para currar, y cuando necesito un poco de punch me pongo Jarfaiter o Pop Smoke mientras hago pasitos de drill yo sólo en el estudio. Moha LaSquale o unos chavales llamados Gips que me pasó el artista Íñigo Sesma son buen apoyo también. Y de vez en cuando le doy al son cubano para rematar la ensalada.

Gente que me motive visualmente a día de hoy @michaelleonardartist, que hace que me plantee mi sexualidad. @jesus.cisneros.ilustrador que me hace llorar de ternura , @monos.cwtos que ha llevado a cabo en Grecia el proyecto de mural más relevante de todo el año para mi y @raul.siete que es de las pocas abstracciones que me apelan a nivel calle y encima también es patrio.

 

Moneyless

Teo Pirisi (Milán, 1980) alias Moneyless, vive y trabaja en Lucca, Toscana y es considerado uno de los artistas urbanos abstractos más influyentes de los últimos años. Después de graduarse en la Academia de Bellas Artes Carrara y en Diseño de Comunicación en Isia en Florencia, ha estado investigando durante años sobre diferentes aspectos de las formas y los espacios geométricos. Su firma gráfica nació de la escena italiana del graffiti de los años 90, de la que el artista se destacó gradualmente para dedicarse a una búsqueda personal, abstracta y geométrica, centrada en la pureza de la forma. La estética de Moneyless se basa en el concepto de Less Is More: la forma geométrica, aunque minimizada, contiene una tensión y un dinamismo invisible en su interior. Sus obras son el resultado de una continua experimentación e investigación sobre las infinitas posibilidades de la composición geométrica.

Hay tres películas muy especiales con las que disfruté mucho y me gustaría compartir. La primera es sobre el racismo. Es “Green Book” (2018) del director Peter Farrelly. Te da un muy buen punto de vista de los Estados Unidos de los años 60’s. La segunda es “Parásitos” (2019) de Bong Joon Ho. Esta película es una maldita obra maestra. Te hará reír, te enfriará hasta los huesos, y te hará incluso derramar alguna lágrima. Esta película se quedará dentro de ti mucho después de que hayan pasado los créditos. La tercera es “Tres anuncios a las afueras” (2017) de Martin McDonagh, una súper buena película dramática con partes de comedia negra.

Además hay un documental que creo que es una maravilla, “Bailando con los pájaros”, sobre los pájaros del paraíso haciendo las cosas más extravagantes que te puedes imaginar para impresionar a las hembras y conseguir pareja.

Musicalmente me gusta mucho “Dissidanza” un par de DJs con base en Italia, que normalmente pinchan en Florencia, y que además son amigos. Se están encargando de de iluminar mis noches con una mezcla de fiesta ilegal y sensación de club nocturno. Aquí os pongo un enlace de mixcloud de ellos.

Para terminar quiero recomendar a el último par de artistas que he descubierto recientemente y que me parecen increíbles. El primero es Gianluca Franzese, un maestro del pan de oro, me encanta su técnica y Hiroyuki Hamada, un artista japonés súper talentoso.

 

 

Emily Eldrige

La artista e ilustradora estadounidense lleva la última década y media de su vida viviendo y viajando por medio mundo. Diez años en Hong Kong, dos en Barcelona y desde hace unos años está instalada en Berlín. Emily Eldridge (Estados Unidos, 1982) se ha especializado en ilustración creativa y diseño gráfico y su labor creativa abarca todo tipo de soportes, desde murales a pie de calle, a ilustración editorial, instalaciones experimentales o diseño gráfico. La moda, la cultura pop y el día a día es lo que inspira a Emily en sus dibujos a base de manchas de color planas donde representa principalmente figuras femeninas y la naturaleza.

Acabo de terminar de leer “Just Kids” de Patti Smith. Me encantó echar un vistazo al apogeo del Nueva York clásico, cuando era un lugar lo suficientemente barato para que los artistas y músicos tuvieran estudios, y cuando era un crisol de actividad creativa para la música punk, el arte pop, etc.  Leer ese libro me hizo sentir que sabía lo que era estar allí. Y me hizo sentir nostalgia de mi país natal, EE.UU., ya que no he podido viajar allí desde el año pasado.

Un amigo británico me acaba de compartir el secreto mejor guardado para nosotros los no-británicos, NTS Radio. Estoy totalmente obsesionada, tienen un millón de fantásticos shows y DJs y un flujo interminable de buena música (sin algoritmo) para escuchar. ¡Ah, y nada de anuncios! Estoy tan feliz de tener una alternativa a los anuncios de Spotify y a un algoritmo que cree saber lo que quiero escuchar. Además me gusta el acento de los presentadores británicos.

Me encanta la serie americana “Unsolved Mysteries”. Es un clásico de televisión sobre crímenes de los años 80, y ahora Netflix lo ha recuperado y está produciendo nuevos episodios y mejor filmados. La primera temporada tiene muy buenas historias y de miedo. En Netflix, también estoy enamorada de la comedia de la TV española, “Paquita Salas”. Me siento representada por el personaje principal y tiene un humor muy divertido. La he visto como tres veces desde el comienzo de la pandemia, para animarme cada vez que me siento mal. Creo que tiene un humor que es fácil de traducir incluso si no hablas español, puedes verla con subtítulos.

Acabo de reorganizar mi estantería de arte y me he dado cuenta de que tengo un millón de títulos que todavía no he mirado. Un nuevo (viejo) descubrimiento es un libro sobre la escultora, Rachel Whiteread. Hace fundiciones monumentales de cemento del interior de las casas y espacios arquitectónicos, y luego despega los elementos arquitectónicos para revelar una escultura invertida del espacio. Aquí en Berlín, antes de nuestro segundo encierro, visité la exposición de la artista y pintora, Katharina Grosse en el Hamburger Banhof. Usa el color de una manera increíble, y es una de mis artistas femeninas favoritas.

 

 

COMPARTIR